Programación del tiempo – Análisis transaccional

Según Berne, se pueden encontrar tres tipos de fuentes de programación del tiempo:

  • Programación material: se engloban los conocimientos, la elaboración de datos sobre la realidad que nos rodea. Berne denomina a este modo de estructurar el tiempo. “actividades”.
  • Programación social se engloban los actos sociales, pasatiempos, rituales, encuentros, despedidas y otras actividades. Berne denomina a este modo de estructurar el tiempo “rituales o ceremoniales”.
    Las personas se rodean de otras personas afines y potencialmente propicias para transacciones más comprometidas personalmente en cuanto a la intensidad emocional de las caricias. Berne llamaba a este modo de estructurar el tiempo pasatiempos.
  • Programación individual: se produce con el acercamiento entre las personas, al ir cogiendo confianza, se estructuran las transacciones de dos formas.
    1. Las transacciones ocurren de forma natural para la satisfacción mutua entre las personas. Berne denomina a esto intimidad, para que se produzcan las personas tienen que aceptarse sin limitaciones y ser autónomas.
    2. Las personas están en contacto con sus identidades de guion, basadas en decisiones demasiado tempranas y autolimitadoras, su programación individual tiende a estructurar las transacciones de modo que las caricias que se intercambian procuren confirmar esos aspectos de las identidades de guion.